Sílvia Soler: “Un poco de tacón es bueno”

Sílvia Soler: “Un poco de tacón es bueno”
7 septiembre, 2013 Marta Espinasa

Sílvia Soler es escritora, periodista y madre de dos hijos. Vive en Badalona. Actualmente colabora en distintos medios de comunicación como TV3, en el programa Divendres; Catalunya Ràdio, en La Tribu; y los periódicos Ara y El Punt/Avui. Es una apasionada de la literatura y de su profesión como periodista. Le encanta una buena charla y ama la Garrotxa. Entre otros libros, es autora 39+1. Cuando una mujer sabe que el hombre de su vida es ella mismaun divertimento que refleja la complejidad de compaginar la vida laboral con la profesional. Además, queremos destacar el libro Bàsquet, Scrabble i tu, que escribió junto a su hijo Ferran Muñoz, sobre la relación entre los adolescentes y los padres. 

¿Por qué usas tacón?
Uno de los deseos que pediría al genio de la lámpara, eso en el caso improbable que algún día vea una lámpara y lo primero que se me ocurra sea limpiarla, sería medir algunos centímetros más para poder olvidarme de los zapatos de tacón.

¿Los llevas a diario?
En realidad no. Me resulta muy cómodo llevar zapato plano, además es de lo más lógico cuando una va de aquí para allá y con prisas todo el santo día. Así que aunque echo de menos esos centímetros, no suelo llevar tacón. Hasta hace poco.

¿Qué pasó?
Los dolores de espalda me llevaron al osteópata y se escandalizó al ver mis sandalias de verano, planas a más no poder. Me riñó severamente y me dijo que la mitad de mis males se debían a la ausencia de tacón, porque un poco de tacón es bueno.

“Hay que desaprender lo aprendido si eso nos lleva a ser más libres y más felices”

Y la otra mitad de los males, ¿a qué se debían?
Al famoso estrés. Cómo esa segunda mitad no tiene solución, decidí buscar zapatos con un poquito de tacón. No son demasiado bonitos, no son chic ni, por descontado, sexys, pero me ayudan con la espalda y eso, a según qué edad y con según qué trabajo, es lo primero.

Es complicado encontrar unos zapatos saludables y a la vez chic y sexys, en Taconless lo tenemos como objetivo.
Si lo hacéis, triunfaréis. Se cometen auténticas atrocidades con los pies y el calzado.

¿A qué te refieres?
¿Habéis leído la novela Viento del este, viento del oeste de la premio Nobel americana Pearl S. Buck? Tiene mucho que ver con lo que estamos hablando. De hecho, un día saliendo de la zapatería me acordé de ella.

¿Por qué?
A su encantadora protagonista, Kwein-lan, una joven china dispuesta a lo que sea con tal de satisfacer a su marido, la prometieron con un joven cuando todavía era una niña. Kwein-lan se preparó toda su vida para el matrimonio y, entre otros sacrificios, cumplió con el de llevar los pies vendados durante años para evitar su crecimiento. Sufrió dolores y calambres, pero ella estaba muy orgullosa de sus pies minúsculos.
“Llevar zapato plano es de lo más lógico cuando una va de aquí para allá y con prisas todo el día”

Se ve que el refrán “para presumir hay que sufrir” es internacional.
Si, por desgracia si… Pero resulta que todo ese tiempo, su prometido estuvo estudiando en occidente y, cuando volvió a China para casarse, su visión sobre la cultura tradicional había cambiado.

¿En qué sentido?
¡Consideraba una auténtica salvajada la costumbre de vendar los pies a las niñas! No le gustaban nada los pies de su joven esposa, ¡los encontraba deformes!

No es de extrañar. ¿Y qué hizo Kwein-lan?
Ella deseaba hacer feliz a su marido y como él detestaba las normas y creencias con las que la habían educado, partió de cero y se reinventó. Volvió a sufrir terribles dolores, pero liberó sus pies, lo consiguió.

Y eso, ¿qué te dice?
Hay que desaprender lo aprendido si eso nos lleva a ser más libres y más felices. Pearl S. Buck tenía razón.

Sílvia Soler - Zapatos planos - Taconless

Sandalias Taconless con las que Sílvia Soler vive su día a día.

Periodista y Community Manager. Apasionada de la comunicación, el mundo 2.0 y viajar.

3 Comentarios

Deja un comentario

Acepto

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas que las utilizemos. Más información aquí.